Seguir por correo electrónico.

martes, 13 de marzo de 2012

Evaluación de un programa de educación sexual con adolescentes: una perspectiva cualitativa

Como estamos en clase viendo la evaluación de programas se me ocurrió buscar uno sobre educación sexual y di con este que parece que lo explica muy bien, aunque tiene una perspectiva más cualitativa que cuantitativa. Primero os pego el abstract y a continuación os hago un resumen un poco más desarrollado. También os pego el link por si os interesa.


Evaluación de un programa de educación sexual con adolescentes: una perspectiva cualitativa
María Lameiras Fernández*
María Victoria Carrera Fernández
Ana María Núñez Mangana
Yolanda Rodríguez Castro
Universidad de Vigo, España

Resumen
Este trabajo presenta los resultados de la evaluación cualitativa del Programa Coeducativo de Desarrollo Psicoafectivo y Sexual Agarimos, implementado con alumnos/as de 1º de la Educación Superior Obligatoria (ESO) en el curso 2003-2004 en España. Los instrumentos utilizados fueron diario de sesiones, análisis de documentos y cuestionario de carácter abierto de valoración y grado de satisfacción de los alumnos/as con el programa. Los resultados muestran que se incrementaron los conocimientos en las áreas relativas a identidad corporal, género, emociones, relaciones socioafectivas y conducta sexual, principalmente, y que han mejorado sus actitudes hacia la igualdad de género y la sexualidad. Esto se evidencia en su comportamiento más tolerante, flexible y respetuoso y en la mayor naturalidad y madurez a la hora de abordar la temática de la sexualidad. Los/as alumnos/as valoran positivamente esta experiencia y están satisfechos con la metodología constructivista utilizada y con la formación y actuación del cuerpo docente.
 
Palabras clave: sexualidad, educación sexual, coeducación, adolescencia.
En la introducción los autores defienden una concepción biopsicosocial de la sexualidad que tiene en cuenta la interacción de factores biológicos y factores psicológicos y socioculturales; además de enfatizar el carácter constructivo de la dimensión sexual humana.
También creen que es necesario superar modelos tradicionales de educación sexual de carácter moralista y prevencionalista a través del modelo biográfico y profesional que parte de la aceptación y valoración de las diferentes biografías sexuales, fomenta la riqueza de la dimensión sexual humana y favorece la satisfacción y calidad de vida de las personas. La educación sexual entendida desde este modelo se debe dirigir a toda la población.
Sin embargo, a pesar de que en España la educación sexual tienen apoyo legal, la sexualidad se sigue negando en la escuela restringiéndose a intervenciones puntuales llevadas a cabo por especialistas externos a la escuela.
Una clara excepción es el programa AGARIMOS que es el que se evalúa en el artículo.
Este programa se distribuye en dos grandes bloques.
  •  Autoconocimiento y valoración personal,
  • Desarrollo socioafectivo y sexual

Este programa tiene una metodología constructivista que fomenta un aprendizaje significativo y comprensivo y propone una evaluación que se lleve a cabo en tres momentos: inicial, continua y final.

Instrumentos
·         Diario de sesiones se realizó la evaluación de la implementación del programa. Este instrumento nutrió de información la evaluación continua y permitió reorientar la intervención cuando fue necesario.
·         Análisis de documentos se analizan los resultados y productos de las actividades realizadas por los alumnos/as, identificando aquellas temáticas que resultaron más trabajadas y aquéllas en las que era necesario profundizar.
·         Cuestionario de evaluación final se midió la valoración y satisfacción global de los/as participantes con el programa, con el objetivo de mejorar aquellos aspectos relevantes en posteriores aplicaciones.

Resultados y discusión.

Diario de sesiones

Comportamiento de los y las estudiantes: Se encontraron problemas como:

  • ·    Conductas disruptivas y faltas de orden que se debían principalmente a la falta de adaptación a la metodología del programa.
  • ·         La falta de respeto entre los/as compañeros/as.
  • ·       Discriminación por razones de sexo hacia las chicas y chicos que no se adaptaban a los estereotipos impuestos para su género, confirmándose la existencia de actitudes sexistas en este grupo de edad
Estos problemas se fueron resolviendo a medida que avanzaba el programa, moderándose el nivel de ruido y mejorando la organización en la clase, las normas de comunicación y la escucha activa.
Se pone de relieve la utilidad del programa en la adquisición de unas actitudes más igualitarias hacia ambos sexos, aspecto clave para una adecuada educación sexual.
 
Grado de participación y comunicación.

En un primer momento, los/as estudiantes se mostraban cohibidos y vergonzosos.
La participación y comunicación evolucionaron positivamente a lo largo del programa, ya que a medida que cogieron confianza con los/as docentes y se familiarizaron con la temática y la metodología de trabajo se implicaron mucho en las actividades.

Nivel de interacción en el grupo

Se identifico la presencia de grupos homogéneos, rígidos y grupos enfrentados. A lo largo del desarrollo del programa surgieron nuevas relaciones en alumnos/as que hasta el momento tenían poco trato, los grupos homogéneos evolucionaron hacia otros más heterogéneos y se fueron enriqueciendo las interacciones a nivel del gran grupo.
Estos aspectos demuestran la eficacia del programa en la mejora del clima relacional del aula y en la potenciación de habilidades sociales y de comunicación.
La interacción entre docentes y alumnos/as fue buena y respetuosa, existiendo buena conexión y entendimiento entre ambos.

Grado de interés en la temática

Desde el principio, los/as alumnos/as se mostraron muy interesados en el programa, aunque al exponerles que era un programa de educación sexual creyeron erróneamente que todos los temas que se iban a tratar eran de sexualidad en el sentido reduccionista y genitalista que popularmente se le da a esta palabra.
Esto evidenció cuáles eran sus ideas y nociones previas sobre la sexualidad, lo que orientó la intervención de cara a favorecer un concepto más amplio, integral y positivo de la dimensión sexual humana.

Actuación docente

Los/ as docentes se sintieron capacitados y capacitadas para la preparación y organización de las sesiones. Sus funciones fueron las de planificador/a de las actividades, tiempos y materiales necesarios; mediador/a entre la temática y el/a alumno/a; clarificador/a de actividades y objetivos etc.
La motivación de los/as docentes fue muy alta, aunque, como era de esperarse, sufrió altibajos derivados de las problemáticas y dificultades encontradas a lo largo del desarrollo del programa.
Los sentimientos experimentados fueron ambivalentes. Junto con la satisfacción personalde realizar un trabajo en el que creían y de sentirse aceptados y valorados por los alumnos/as; experimentaron también la decepción por la escasa implicación del centro educativo en el programa, así como por la infravaloración de su trabajo.

Dificultades y problemas surgidos

·         Las dificultades de los alumnos con la adaptación a la metodología de trabajo
·         Los problemas con el centro educativo fueron aumentando a medida que se desarrollaba el programa. Se observaban conductas de pasotismo hacia el trabajo de los/as educadores/as, así como cierta incomodidad y rechazo hacia la temática.

Análisis de los resultados de las actividades

Se comprueba que los/as alumnos/as mejoraron sus conocimientos sobre todas las temáticas trabajadas, y que éste aumento fue considerable en las áreas de:

·         Identidad  corporal
·         Identidad de género
·         Emociones
·         Relaciones socioafectivas
·         Conducta Sexual

También se observó que aumentaron sus capacidades para identificar, comprender y controlar sus emociones. En lo relativo a las actitudes, se comprueba la existencia de unas actitudes más igualitarias hacia ambos sexos y de unas actitudes más positivas hacia la sexualidad.
Al final del programa se les pasó un Cuestionario de valoración y satisfacción global con el programa.

Cuestiones para la reflexión

Como conclusión los autores plantean tres cuestiones a tener en cuenta:
  • ·    Que es necesario llevar a cabo intervenciones prolongadas y de carácter gradual.
  • ·   Que hay que superar ciertos problemas. Se observan no sólo actitudes pasivas y de falta de colaboración por parte de los centros educativos y de las familias, sino también grandes reticencias y obstáculos a la hora de apoyar experiencias de educación sexual, lo que contrasta claramente con lo que demandan los/las alumnos/as.
  • ·  Se hace necesaria e imprescindible una legislación explícita y clara, con una verdadera intencionalidad para promover la educación sexual, que se centre no sólo en la exposición de buenos propósitos, sino sobre todo en que éstos se hagan realidad.
http://www.usta.edu.co/otras_pag/revistas/diversitas/doc_pdf/diversitas_4/vol.2no.2/articulo_1.pdf


No hay comentarios:

Publicar un comentario